Estrategias de ahorro de impuestos para pequeñas empresas

Muchas personas asocian la gestión financiera con la reducción de impuestos, sin embargo aunque una buena gestión financiera, permite identificar oportunidades de ahorro en impuestos son análisis que deben realizarse por separado y de la mano de expertos.

Existen algunas estrategias de ahorro de impuestos para pequeñas empresas, que son fáciles  de implementar, pero que deben estar sujetas al calendario de ingresos y gastos y deben cumplirse antes de que finalice el año fiscal. 

Financiar un plan de jubilación

Establecer y financiar un plan de jubilación como dueño de negocio y / o sus empleados puede ahorrar dinero en impuestos. Asegúrese de que sea un plan calificado para que pueda aprovechar esos ahorros fiscales. Debe ser uno reconocido por el IRS para permitir el aplazamiento de impuestos sobre las ganancias hasta que se retiren las ganancias. Incluyen cuentas IRA y planes de contribución definida como 401 (k) o 403 (b) .

Hay muchas opciones disponibles según su negocio, sus objetivos y sus necesidades. Considere hablar con un profesional financiero para determinar cuál es mejor para usted.

Créditos fiscales para reducir los ingresos de su negocio

Los créditos fiscales son la forma que tiene el gobierno federal de alentar a las empresas y las personas para desarrollar proyectos que generen impacto y el bien común. Por ejemplo, puede obtener créditos fiscales por contratar empleados, ser ecológicos, brindar acceso a los empleados discapacitados y al público, y brindar cobertura médica a los empleados. La mayoría son parte del Crédito comercial general, que es bastante extenso, por lo que es muy posible que califique bajo algunos de sus términos. 

Compra de equipos y vehículos para deducciones por depreciación

Las empresas pueden realizar deducciones fiscales sobre la compra de equipos, maquinaria, vehículos e incluso bienes raíces. En ocasiones, estas cancelaciones se pueden realizar durante el primer año de posesión y uso del equipo. Los dos tipos más comunes de esta depreciación acelerada son las deducciones de la Sección 179 y la depreciación adicional.

Las deducciones de la Sección 179 le permiten deducir inmediatamente los costos de ciertos activos cuando los pone en servicio. La deducción máxima se incrementó a $ 1 millón en 2018 bajo la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (TCJA). Las compras de equipo, maquinaria y ciertas propiedades inmobiliarias pueden calificar.

La depreciación adicional es un beneficio adicional para la compra de activos. La TCJA también aumentó esta desgravación fiscal del 50% al 100% del costo de los activos puestos en servicio desde el 27 de septiembre de 2017 hasta el 1 de enero de 2023.5

Hable con su preparador de impuestos si ha comprado activos importantes para averiguar si califica.

Deducir el costo de los obsequios

Puede deducir hasta $ 25 por persona del costo de los obsequios entregados a clientes y proveedores. Existe una excepción para aquellos que llevan el nombre de su empresa, se distribuyen de forma natural y cuestan menos de $ 4.6

Deducir los costos del entretenimiento es un poco más complicado si demuestra su agradecimiento pagando por un buen momento. Estos costos ya no son deducibles a menos que el evento esté directamente relacionado con su negocio de alguna manera.

Calcula los ingresos y gastos de tu negocio

Medir el tiempo de sus ingresos implica trasladarlos de un año a otro. Primero debe determinar el año en el que espera pagar más impuestos.

Revise sus gastos actuales antes de que finalice cada año y pague por adelantado algunas de esas cantidades si desea reducir sus ingresos para el año en curso. También puede aumentar sus gastos y disminuir sus ingresos realizando gastos tales como abastecerse de suministros.

Cancelar las deudas incobrables para reducir los ingresos

El final del año también es el momento de revisar las cuentas de sus clientes si su empresa opera con el método de contabilidad de acumulación. Primero, busque aquellos clientes que probablemente no le pagarán. Puede cancelar las cantidades que adeuda como “deudas incobrables” y deducir estas cantidades de los ingresos de su negocio para ahorrar en impuestos.

Las deudas incobrables también pueden incluir préstamos hechos a clientes, proveedores o empleados que no le devuelven el dinero.

Consulte a un profesional de impuestos antes de tomar cualquier decisión.

Nuesras Fuentes:https://www.nav.com/ , https://www.thebalancesmb.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: