¿Cómo abrir un restaurante con poco dinero?

Hay formas de abrir un restaurante cuando no tiene mucho dinero o si su crédito se ha visto afectado. Si tiene una idea fantástica para un restaurante, pero no tiene los fondos para hacer despegar su concepto gastronómico, no se preocupe. Incluso si su calificación crediticia es baja, no significa que deba renunciar a su sueño.

Con la coyuntura actual y la crisis del sector, es posible que los bancos no estén dispuestos a financiar su proyecto, pero otros pueden estar de acuerdo con su nueva idea y estar interesados ​​en hacer una inversión. 

Lorri Mealey ex escritora de About.com (ahora Dotdash) y propietaria de varios restaurantes, compartió algunos highlights de diferentes modalidades de financiamiento e ideas para la apertura de negocios dedicados a la gastronomía.

Imagen de Eric ROLLAND en Pixabay 

Financiamiento basado en su estructura tributaria

La primera y más importante consideración es cómo se estructurará como entidad sujeta a impuestos: propietario único, sociedad de responsabilidad limitada o corporación. Una vez que esto esté establecido, puede determinar el enfoque de financiamiento a seguir.

Un propietario único se enfocaría en pedir prestado, mientras que una corporación puede pedir prestado o emitir acciones / propiedad, sin embargo es importante tener en cuenta siempre el puntaje de crédito, un hito fundamental para cualquier persona que quiera abrir un negocio.

Algunas instituciones ofrecen préstamos a personas con mal crédito. Los préstamos sin verificación de crédito, como los préstamos en efectivo a corto plazo, tienen altas tasas de interés, ya que el prestamista asume un mayor riesgo de que no se le pague. Muchos expertos recomiendan que evite este tipo de préstamos o al menos lea atentamente la letra pequeña del contrato de préstamo y pueden llevar al prestatario a una larga espiral de deudas.

Los préstamos a plazos personales, que vienen con verificaciones de crédito, son el tipo de financiamiento más simple de reembolsar, ya que permiten pagos mensuales durante períodos más largos en condiciones más favorables al presupuesto. Por último, puede considerar la posibilidad de obtener una línea de crédito renovable, que es una línea de crédito abierta que el prestamista pone a disposición del prestatario. Este tipo de préstamo es similar a una tarjeta de crédito, donde el prestamista puede aumentar el monto del préstamo si el prestatario realiza pagos oportunos.

Inversores angeles

El término “inversor ángel” se refiere a una persona o empresa que ayuda a financiar una idea o un plan de negocios. Tradicionalmente, un inversionista ángel le da una cierta cantidad de dinero a su empresa comercial a cambio de acciones de propiedad. Estos inversores ven el valor de su idea de negocio y piensan que obtendrán algo a cambio de su inversión.

Los inversionistas ángeles, no siempre brindan efectivo. Por ejemplo, un inversionista ángel podría ayudarlo a compensar el costo de iniciar su puesta en marcha renovando el espacio en un edificio de su propiedad. A cambio, usted firma un contrato de arrendamiento a largo plazo con el inversionista, asegurándose de que tenga un inquilino a largo plazo en el edificio que pueda atraer a otros inquilinos.

Tenga listo un plan de negocios

Siempre hemos recomendado tener listo un plan de negocios escrito bien pensado que describa su concepto, público objetivo, costos de puesta en marcha y ventas proyectadas. Esto debe incluir el tipo de restaurante que desea abrir, su público objetivo identificado y un presupuesto detallado. 

Considere operar con otras opciones como por ejemplo

Un Food Truck

Un poco menos desgastante que abrir un nuevo restaurante es comenzar su propio camión de comida. Los food truck requieren una inversión inicial de entre $ 5,000 y $ 25,000 para un camión usado hasta más de $ 100,000 para un camión nuevo.

Una de las ventajas de esta opción es que prácticamente no hay gastos generales. No es necesario pagar alquiler ni electricidad. No es necesario tener una barra de licor completamente surtida o contratar a un grupo de cocineros y meseros. El marketing se puede realizar exclusivamente en las redes sociales, eliminando la necesidad de un sitio web y otro material publicitario tradicional. Los camiones de comida por supuesto requieren mucho trabajo y la misma atención que cualquier pequeña empresa, pero los costos iniciales de puesta en marcha son mucho menores que los de un restaurante tradicional.

Otra opción es comenzar con un negocio de catering

Abrir un nuevo restaurante requiere mucha planificación e implementación, sin mencionar una inyección de efectivo. Una manera fácil de probar la propiedad de un restaurante es hacer algunos trabajos de autoservicio. Los eventos de catering, incluso las pequeñas fiestas en casa, requieren todos los elementos de la gestión de un restaurante, incluida la planificación y los precios del menú, el marketing, la elaboración de presupuestos, la preparación de alimentos, el servicio al cliente, los seguros y la contabilidad, pero es un buen preámbulo para tener una experiencia y conocer si está en la capacidad de enfrentar el desafío.

Fuente: Lorri Mealey Restaurants, Food, Restaurant management

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: