Validar una idea y convertirla en una oportunidad de negocio rentable

Validar una idea y convertirla en una oportunidad de negocio rentable

Es verdad, validar una idea te puede ahorrar mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Cuántas personas andan por allí pensando que tienen una idea excelente, y a la hora de la verdad, todo su emprendimiento resulta un total fracaso. Para que a ti no te pase esto, necesitas validar si tu idea es viable, rentable y sostenible en el tiempo. Esto te permite aumentar la probabilidad de tener éxito en tu negocio.

¿Existe una manera sencilla y efectiva para saber si una idea se puede convertir en un negocio rentable? Por fortuna, existen algunas técnicas que te van a ayudar a validar tu idea. Continúa leyendo y sácale provecho a este tema. Si las personas exitosas y los grandes emprendedores lo han logrado, ¿por qué tu no?

Un negocio rentable espera por ti, pero necesitas saber esto primero

Evaluar una idea y convertirla en un negocio rentable
Evaluar una idea y convertirla en un negocio rentable. [Fuente de la Imagen: blog.dmep.it ]
Ahora bien, ¿por qué necesitas validar tu idea? En un mundo tan competitivo, tienes que ser muy rápido. ¿Y, rápido para qué?, necesitas ser rápido para cambiar, modificar, eliminar o mejorar tus estrategias. Por esta razón, es básico validar cualquier idea antes de crear todo un negocio en torno a ella. Por lo tanto, esta validación te permite someter a prueba cualquier idea antes de decidir continuar con el emprendimiento.

Imagínate lanzar un producto o servicio al mercado, solo para comprobar que no lo compra ni tu mejor amigo, ni que le mandes todos los días el enlace a tu tienda.  Un buen indicador para medir el éxito de tu idea, es determinar la cantidad de verdaderos fans.

Para saber si tu idea es válida puedes realizar algunas pruebas rápidas, que te permitan conocer con certeza, si estás en el camino correcto o tu idea necesita ser reformulada o descartada de plano.

Por ejemplo, lanzar un producto de prueba en el mercado online y obtener un porcentaje de conversión aceptable, es un fuerte indicador de que te encuentras en el camino correcto. Pero, eso no es todo, si también obtienes un número elevado de evaluaciones positivas de personas extrañas, tu idea definitivamente es buena.

En la siguiente parte, vamos a hablar un poco sobre 3 métodos que te van a permitir validar de manera sencilla una idea. De esta manera vas a poder determinar si tu idea representa una oportunidad de negocio real.

1. Identifica y habla con tus futuros clientes (Aprende a escuchar)

Marketing de afiliación: la elección del público objetivo y los anunciantes
Marketing de afiliación: la elección del público objetivo y los anunciantes [Fuente: istockphoto.com]
Para empezar, debes tomar lápiz y papel para hacer una lista de por lo menos 5 personas que tú pienses que le pueda servir tu idea. Utiliza tu imaginación y visualízalos usando tu producto o servicio. Mira la cara de satisfacción que tienen, la verdad es que les parece excelente tu producto. Bueno, solo hay una manera de comprobarlo. Localízalos y muéstrales tu idea.

Este ejercicio, te permite enfocarte en las personas que tienes en mente. Tan pronto como tu primer prototipo esté listo, puedes comenzar a validar tu idea. Ahora ya estás listo. Te puedes reunir con cada una de ellas, siempre que sea posible, y obtén una primera impresión de su reacción frente a tu idea.

Encuentra a tu público objetivo

Lo siguiente que tienes que hacer, es definir con la mayor claridad posible, quién es y dónde está tu púbico objetivo. Una vez que logras identificar a este grupo de personas, el próximo paso es lograr establecer un primer contacto con alguno de ellos.

En el siguiente enlace puedes encontrar un artículo que te puede ayudar a identificar a tu público ideal.

¿Cómo identificar el mercado objetivo para una agencia de marketing?

Es importante tener una perspectiva más amplia a la hora de evaluar una idea de negocio. Para eso, necesitas conocer la opinión de aquellas personas desconocidas y que no saben nada sobre tu idea. Recuerda que en esta etapa, no se trata de vender. Lo que buscas es evaluar cual es su reacción frente al producto o servicio que ofreces. Todo esto tiene la finalidad de probar tu idea.

Un consejo. Debes escuchar con mucha humildad y paciencia la opinión que tienen con respecto a tu proyecto. Aunque sea doloroso, es mejor enfrentarse de una vez con las críticas y si tu idea da pena ajena es mejor recibir ese baño de agua helada en esta etapa.

Esto no te debe desmotivar, recuerda que solo estás evaluando tu idea. Por el contrario, si la idea le cautiva a mucha gente, ¡excelente! Entonces, sigue adelante con tu proyecto, que vas por buen camino.

2. Realiza una prueba global preliminar (Aplica la prueba de humo)

Realiza una prueba global preliminar
Realiza una prueba global preliminar

No esperes hasta tener todo listo y perfeccionado para realizar una prueba. Recuerda que tu mayor preocupación en este momento es determinar cómo puedes validar una idea. Necesitas encontrar grietas, problemas ocultos y aquellos detalles que no habías tomado en cuenta.

Si tu idea logra pasar las pruebas preliminares, entonces tiene un alto porcentaje de convertir esta idea en un negocio rentable. Por lo menos, ya sabes a ciencia cierta que el producto o servicio le gusta a la gente. Pero, ¿cómo saberlo?

Para ello, puedes realizar una prueba global que abarque todo el proceso. Esta técnica se conoce con el nombre de prueba de humo (smoke testing). Este nombre, viene de la analogía al humo y los bienes raíces. Para evaluar las condiciones de las tuberías de agua y evitar inundaciones en los inmuebles, se les inyecta humo a dichos tubos. De esta manera se puede validar que no tengan fugas.

Por lo tanto, puedes utilizar el mismo principio y buscar los posibles fallos al realizar pruebas reales. Estas pruebas son grandes indicadores para medir el valor de tu idea. Yo lo veo más como un prototipo de prueba. Si algo debe corregirse, que sea en este momento. Es mejor evaluar y probar una idea desde el primer momento. Validar todo el proceso de principio a fin, aunque todavía no se tengan pulidos y listos todos los detalles.

La siguiente estrategia te puede servir de ejemplo para evaluar alguna de tus ideas de emprendimiento. Esta prueba global, establece que si puedes llegar a un mínimo de 100 fanáticos reales, en un lanzamiento, entonces, evalúa cuántos de ellos visitan tu página y calcula el porcentaje de conversión.

Aprende a realizar una campaña de marketing efectiva

Es decir, calcula el porcentaje de personas que responden a un llamado de acción en tu página. Si este porcentaje es superior al 5 %, es un fuerte indicador que tu producto o servicio está rumbo a convertirse en una oportunidad de negocio rentable.

3. Determinar la facilidad de uso del producto o servicio (Usability Cafe Method)

Programa – Nosotros Manejamos el Liderazgo WeNYC – ManhattanExiste un método que se le conoce con el nombre de Usability Cafe Method que consiste en comprobar la facilidad de uso de un producto. El diseñador Martin Belam lo describió de la siguiente manera: “el arte de abordar a las personas solitarias en los cafés y espacios públicos, luego grabarlos rápidamente mientras usan un sitio web por un par de minutos”.

Quizás lo anterior pueda resumir la idea general. Una prueba de usabilidad resulta una técnica fácil de implementar, ya que permite validar una determinada idea de negocio. Lo genial de todo esto, es que aparte de ser una técnica práctica, también se puede implementar con un reducido presupuesto y de manera rápida.

Antes de implementar una prueba de facilidad de uso, debes dar respuestas a estas preguntas: ¿qué, dónde y con quién vas a probar? y ¿cómo lo vas a probar?

Esto permite pasar del punto, de lo que el producto podría ser, a lo que el producto debe ser.

Selecciona un café o centro comercial para realizar tus pruebas

Dependiendo la idea o producto que necesites validar, quizás puedas utilizar el método del smoke testing. Cuando las pruebas se realizan con perfectos extraños, resulta mejor efectuar estas pruebas en espacios públicos. Los centros comerciales y los cafés pueden ser un lugar genial para dichas pruebas. Las personas en estos entornos se encuentran más tranquilas y relajadas que en otros ambientes.

Aprende y emprende marketing

La idea principal es pedir al participante que narre su experiencia mientras que realiza la tarea. Por ejemplo, darle una aplicación móvil, la cual se requiere evaluar. Esto te permite tener una mejor comprensión de los aspectos generales a evaluar. Por lo tanto, una persona al pensar en voz alta puede narrar su experiencia en tiempo real.

También, necesitas realizar preguntas abiertas, tales como: ¿qué piensas sobre esto?, ¿qué harías en este punto?, ¿si fueras a diseñar un producto igual, cómo lo harías?

Cada participante explica, desde su punto de vista que le ha parecido el producto. La suma de todas estas interacciones, son historias sueltas que te permiten evaluar tu idea. Con toda esta información estarás listo para mejorar tu proyecto y pasar a una próxima etapa.

Reflexiones y notas finales

Crear un prototipo y validar una idea
Crear un prototipo y validar una idea. [Fuente Imagen: rizeeng.com]
Recuerda que es importante aplicar a tu idea algunas pruebas que te permitan medir el grado de aceptación de la misma. Utilizar alguna o todas estas pruebas: escuchar al cliente, aplicar la prueba de humo y determinar la facilidad de uso del producto, te permite validar adecuadamente tu idea. Otra gran ventaja es que estos métodos para validar una idea son económicos, rápidos y eficaces.

Muchas veces, pasamos tanto tiempo trabajando sobre una idea que nos olvidamos del mundo que existe allá afuera. Bueno, llego la hora de salir de tu zona de comodidad y probar dicha idea. Como dicen por allí, “llegó el momento de la verdad”.

Es necesario evaluar todos aquellos factores que permiten pasar de tener una idea a convertir dicha idea en un negocio rentable. También, hay factores que van a determinar el éxito o fracaso de una idea, entre ellos puede evaluar lo personal, los gustos, las pasiones, la industria, el mercado, los clientes entre otros.

Todas estas pruebas que te permiten validar una idea, van a revelar otros elementos que no puedes pasar por alto. Debe existir una demanda de este producto o servicio durante un largo período de tiempo, debe proporcionar un valor real, también, es necesario tener un tamaño mínimo de mercado que demanden dicho producto o servicio y por supuesto, este debe ser rentable.

Con el tiempo te vas a convertir en un experto identificando ideas que puedan convertirse en un negocio próspero y rentable. No te olvides de compartir este artículo y cuéntame en los comentarios tu experiencia a la hora de validar una idea.

Te deseo mucho éxito con todos tus emprendimientos y, hasta las próximas líneas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: