¿Debe solicitar un congelamiento de los préstamos vigentes?

El efectivo es escaso para muchas pequeñas empresas mientras navegan por la economía cambiante durante el coronavirus. Una opción para ayudar a mejorar su flujo de caja y proteger su crédito es obtener un aplazamiento o congelamiento de los préstamos que tiene activos. Esto le permite dejar de hacer pagos de cuotas por un período de tiempo mientras ayuda a que su negocio no sucumba.

El aplazamiento le permite omitir pagos durante un período de tiempo específico, péro tenga en cuenta que esos pagos generalmente se aplazan a una fecha posterior, es decir que el compromiso de pago se mantiente solo se posterga.

Revise con su banco si las líneas de crédito que tiene actualmente vigentes son elegibles para aplazamientos de pago de hasta 60 días (aplica para préstamos en el territorio de Estados Unidos). La tolerancia de préstamos hipotecarios y comerciales son esencialmente lo mismo que un aplazamiento de préstamo, lo que significa que los miembros pueden saltarse los pagos mensuales predeterminados para obtener flexibilidad financiera adicional.

En cuanto a los Préstamo SBA 7 (a), 504 o un microcrédito en estado normal (o obtiene uno antes del 27 de septiembre de 2020), el SBA está otorgando automáticamente 6 meses de capital, intereses y cualquier tarifa asociada.

Si obtuvo un préstamo del Programa de protección de cheques de pago (PPP), no se requiere ningún pago durante seis meses, aunque se devengan intereses. Los pagos de préstamos por desastre por daños económicos (EIDL) pueden diferirse hasta por un año, pero los pagos se acumulan.

Aplazamiento de préstamos para pequeñas empresas

Su banco puede permitirle diferir los pagos por un período de tiempo limitado; generalmente por 1 a 3 meses. Muchos ofrecen ayuda caso por caso y tendrá que comunicarse con ellos directamente para averiguar qué opciones están disponibles. Sin embargo, algunas instituciones han compartido sus políticas en sus sitios web y estos pueden darle una idea del tipo de alivio que puede estar disponible:

El Bank of America está difiriendo los pagos de préstamos y tarjetas de crédito para pequeñas empresas. Los clientes de pequeñas empresas pueden obtener un aplazamiento de 90 días; para los préstamos, los intereses continúan devengándose y el pago diferido se agrega al final del préstamo; para las líneas, el interés continúa acumulándose y se agrega al saldo del capital cuando finaliza el aplazamiento.

BBVA permite que los clientes de pequeñas empresas afectados por COVID-19 soliciten en línea hasta 3 meses de aplazamiento de préstamos para pequeñas empresas.

En el HSBC con tarjetas de crédito comerciales, líneas de crédito y préstamos a plazo pueden solicitar que se aplacen o reduzcan los pagos, y que se les exima de los cargos por mora.

Decidir si diferir

Aquí hay algunas preguntas para hacerle a su banco, y para que usted mismo se respoda, si está pensando en solicitar un aplazamiento:

¿Cómo afectará mi crédito?

Pregúntele a su banco si el aplazamiento se informará a las centrales de crédito y de ser así, ¿cómo se informará? Bank of America, por ejemplo, declara que “no hay informes negativos de las agencias de crédito para clientes previamente actualizados”.

Vale la pena señalar que pedir ayuda por dificultades antes de entrar en una mora prolongada puede ser mejor que esperar hasta que no pueda hacer un pago.

Incluso si no hay informes de crédito negativos que afecten directamente sus puntajes de crédito, tenga en cuenta que algunos bancos o instituciones pueden incluir una anotación de que la cuenta está en aplazamiento, y un prestamista podría ver eso como riesgoso. Aún así, es mejor que un pago atrasado.

¿Cuánto me costará?

La mayoría de los préstamos diferidos continuarán acumulando intereses. Dado que el préstamo tardará más en pagarse, ese costo adicional obviamente afectará su balance final. En un préstamo pequeño que puede no ser un gran problema, pero en préstamos grandes, el costo adicional podría ser significativo. Realice una proyección para saber cómo afectará eso a su rentabilidad, preguntele a su banco .

¿Cómo encaja el aplazamiento en el panorama general?

Si bien hablar con sus acreedores no es una mala idea, es posible que necesite a alguien que lo ayude a revisar el panorama general y que lo ayude a elaborar un plan para avanzar. Su contador puede ser un recurso útil. O puede beneficiarse trabajando con un asesor del Small Business Development Center  o un mentor de SCORE. Ambas organizaciones brindan asistencia gratuita a los propietarios de pequeñas empresas. Encuentra tu agencia local aquí.

Las agencias de asesoramiento financiero sin fines de lucro, como las que son miembros de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio, pueden ayudarlo a evaluar su situación y las opciones para pagar su deuda y brindarle orientación para su presupuesto.

Fuente: https://www.nav.com/ NFCC.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: